REFLEXIONES Y RECUERDOS DE UNA GALLEGA ANDALUZA DE ADOPCION

Seguidores

Visitantes recientes

martes, 7 de junio de 2011

HOMBRE ÍNTEGRO Y HUMANO

Muere Jorge Semprún, una memoria del siglo XX
De niño del exilio a ministro de Cultura, el autor de 'La escritura o la vida' fue deportado al campo de concentración de Buchenwald y expulsado del partido comunista por disidente
JAVIER RODRÍGUEZ MARCOS - Madrid - 07/06/2011

Vota Resultado 146 votos Comentarios - 50 . .Semprún, recordado por sus amigos | Su vida, en fotos | Tribunas de Eduardo Arroyo y Juan Cruz | Lee la última entrevista a Jorge Semprún (19/12/2010).

Jorge Semprún ha muerto en París este martes, según han informado fuentes próximas a la familia. Tenía 87 años. Con él se pierde para siempre parte de los recuerdos del preso número 44.904, su matrícula en Buchenwald, el campo de concentración alemán en el que vivió deportado entre los 20 y los 22 años. Semprún construyó su obra literaria con los fragmentos de su propia memoria y en ella queda, pues, el recuerdo de los hechos y de los sentimientos de una vida marcada a fuego por todas las barbaries modernas.

Semprún, recordado por sus amigos
"Lo único que he traicionado es a mí mismo"
Mi último viaje a Buchenwald
JORGE SEMPRÚN, ESCRITOR ¿Qué haces con el olor a carne quemada?
El hombre que no conoció el rencor
El último encuentro
La segunda muerte de Jorge Semprún
Un gran intelectual europeo
Un gran hombre en el tumulto
Un rojo español
El archipélago del horror nazi
DOCUMENTO (PDF - 15Kb) - 11-04-2010

Jorge Semprún

A FONDO
Nacimiento: 1923Lugar:MadridLa noticia en otros webs
•webs en español
•en otros idiomas
Con él, sin embargo, desaparece un recuerdo que no cabe en los libros: el del olor a carne quemada. Lo dijo él mismo en 2000, en una entrevista. Lo que más le preocupaba del porvenir era esa precisa memoria: "Están desapareciendo los testigos del exterminio. Bueno, cada generación tiene un crepúsculo de esas características. Los testigos desaparecen. Pero ahora me está tocando vivirlo a mí. Aún hay más viejos que yo que han pasado por la experiencia de los campos. Pero no todos son escritores, claro. En el crepúsculo la memoria se hace más tensa, pero también está más sujeta a las deformaciones. Luego hay algo... ¿Sabe usted qué es lo más importante de haber pasado por un campo? ¿Sabe usted qué es exactamente? ¿Sabe usted que eso, que es lo más importante y lo más terrible, es lo único que no se puede explicar? El olor a carne quemada. ¿Qué haces con el recuerdo del olor a carne quemada? Para esas circunstancias está, precisamente, la literatura. ¿Pero cómo hablas de eso? ¿Comparas? ¿La obscenidad de la comparación? ¿Dices, por ejemplo, que huele como a pollo quemado? ¿O intentas una reconstrucción minuciosa de las circunstancias generales del recuerdo, dando vueltas en torno al olor, vueltas y más vueltas, sin encararlo? Yo tengo dentro de mi cabeza, vivo, el olor más importante de un campo de concentración. Y no puedo explicarlo. Y ese olor se va a ir conmigo como ya se ha ido con otros". Hoy esas palabras son más ciertas que nunca

No hay comentarios:

GRACIAS POR VISITAR MI BLOG VOLVER!!!