REFLEXIONES Y RECUERDOS DE UNA GALLEGA ANDALUZA DE ADOPCION

Seguidores

Visitantes recientes

domingo, 15 de abril de 2012

MARIANA PINEDA

Segunda hija natural del capitán de navío y abolengo nobiliario D. Mariano de Pineda y de Dña. María de los Dolores Muñoz y Bueno, vino al mundo en la granadina Carrera del Darro el primer día de septiembre del año 1804. Su infancia fue difícil por la temprana muerte de su padre y por adversas circunstancias familiares. Su tío D. José de Pineda ejerció de tutor y, poco después, fue confiada a un matrimonio sin hijos. A los 15 años, Mariana Pineda contrajo matrimonio con D. Manuel de Peralta y Volte, natural del granadino pueblo de Huéscar, en la Iglesia de Santa Ana. Era el 9 de octubre de 1819. Transcurrían los años duros del primer periodo absolutista fernandino. De este matrimonio nacerían un niño y una niña. Pero Mariana enviudó tras tres años de vida feliz. Posiblemente esta temprana viudez fue la que la incitó a una vida militante a favor del liberalismo. De su marido y del ambiente en que se movía aprendió la consigna: LIBERTAD, IGUALDAD, LEY. En 1823, después de un breve periodo de vigencia de la Constitución de Cádiz, Fernando VII inició su segunda etapa absolutista, la llamada "década ominosa" (1823-1833). Serán años de terrible represión a los liberales. Como en otras ocasiones, en Andalucía -y por supuesto en Granada-se preparó una conspiración contra el régimen absolutista. De una manera muy inteligente, la valerosa Mariana de Pineda se implicó en la preparación del movimiento revolucionario. A tal fin encargó a unas bordadoras del Albaicín el bordado de una bandera que guiaría la revolución, y en la que iría inscrita la leyenda: LIBERTAD, IGUALDAD, LEY. Descubierta por la policía, Mariana de Pineda será condenada a muerte y ejecutada un 26 de mayo de 1831. Poco después, vendría la amnistía a los liberales, y en España la práctica liberal continuaba su tortuoso camino.

2 comentarios:

Chelo dijo...

Me vienen muy bien tus clases de historia, mis conocimientos son excasos ya que olvidé lo que aprendí.
Un abrazo

TERESA dijo...

Gracias chelo, Mariana Pineda fué una mujer valiente, fiel a sus ideas.Saludiños.Teresa

GRACIAS POR VISITAR MI BLOG VOLVER!!!